Ejercicios sencillos para tu próximo vuelo

Muchos viajes significa pasar tiempo sentados en nuestras espaldas … antes del vuelo, retrasos en los vuelos o cuando realizas principalmente una escala.

Si bien puede no existir un vuelo directo de tu punto a tu destino, una de las razones principales por las que elegimos un vuelo con escalas es porque suelen salir más económicos que los vuelos directos.

Sin embargo esto tiene sus complicaciones, a veces las escalas hacen que te quedes en ese punto por un par de horas (que es lo menos peor de una escala) pero a veces tienes esperas de medio día.

Una de las cosas que se te sugerimos cuando realices una reservación con escala es que procures pasar un día en ese destino intermedio.

10 dudas resueltas sobre los vuelos con escala

Puede ser una práctica perfecta para conocer y disfrutar del lugar y no quedarte atrapado en el aeropuerto perdiendo tiempo.

Puedes entonces recorrer los alrededores ya sea caminando, en un trasporte pública o sencillamente pensando en la renta de autos.

Así conoces y puedes comer su gastronomía local y no te quedas escuchando constantemente los altavoces y ver gente ir y venir con desesperación y cansancio.

Ahora que si tu espera es de un par de horas o definitivamente tienes que permanecer en el aeropuerto, entonces  ¡Levántate y muévete!

Sí, aunque no lo creas, el aeropuerto es perfecto para hacer algunos ejercicios.

A continuación, presentamos algunos ejercicios sencillos que puedes hacer en el aeropuerto (que te impiden tocar el suelo y que no hará que mucha gente te mire con ojos incrédulos.

a) Sentadillas

Trabaja detrás mientras esperas en la puerta. Los pies están a la distancia del ancho de la cadera, coloca tu peso en los talones y agáchate hasta llegar a unos 90 grados.

b) Estocadas

Encuentra un área que no esté demasiado concurrida y lánzate con una pierna hacia adelante o hacia atrás. Asegúrate de que la rodilla delantera no pase de los dedos de los pies.

c) Flexiones de silla

Haz una lagartija con las manos en el borde de una silla para no tocar el piso del aeropuerto.

d) ¿No cuentas con un lugar para sentarte?

¿No hay asientos disponibles? ¡No hay problema! Siéntete contra una pared con las piernas en un ángulo de 90 grados y sosténte todo el tiempo que puedas.

e) Reforzando los tríceps

Sosténte en el borde de una silla y baja. Cuanto más adelante extiendas las piernas, más difícil será.

f) Caminar / subir escaleras

Sube las escaleras para hacer ejercicio. Da unas vueltas alrededor del aeropuerto y sube y baja las escaleras tantas veces como puedas.

g) Elevación de piernas sentado

Puedes hacer esto incluso en el avión ¡si hay espacio para las piernas! Aprieta los muslos mientras levantas las piernas frente a ti.

8 ejercicios para recuperarse de una lesión de rodilla – terapiadefrio.com

Estos son solo algunos de mis entrenamientos favoritos en el aeropuerto porque, por lo general, no hacen que la gente te mire fijamente y no me permiten tocar el suelo sucio del aeropuerto.

Solo me resta recomendarte que vale la pena viajar cómodo (usar un pantalón holgado y llevar tenis es lo ideal para poder moverte entre las salas y en un momento dado… correr) y por supuesto, poder viajar lo más ligero posible.